Reutilización de espacios urbanos

Muy famosa ha llegado a ser La Regla de las 3R, que recientemente habéis podido oír que ha pasado a ser La Regla de las 4R, 5R o “n” erres. Afortunadamente, poco a poco, va haciéndose hueco en nuestras cabezas y costumbres. Pero, normalmente ¿en qué tipo de residuo pensáis cuándo os viene a la mente esta regla? ¿os habéis planteado la aplicación de esta regla para los espacios, para los lugares?

Existe una red de colectivos y personas que sí se lo ha planteado y buscan la construcción participativa del entorno urbano: Arquitecturas Colectivas.

Agrupaciones como el colectivo Todo Por la Praxis y la plataforma INCREASIS, aportan ideas, apoyo y herramientas a proyectos que buscan recuperar espacios abandonados y sacarles mucho jugo. De la idea, pasaron a la acción y gracias a ello, existen hoy espacios urbanos preparados y acondicionados para acoger distintas propuestas ciudadanas.

Por ejemplo, El Campo de la Cebada, en pleno centro madrileño, es un espacio que acoge conciertos, reuniones de colectivos, huerto urbano, lugar de descanso, deportes, teatro, talleres… Un solar antes en desuso, es ahora un lugar vivo dentro de la ciudad, aprovechado por los vecinos.

big_400583_4613_04_02-El-Campo-de-Cebada-by-El-Campo-de-Cebada1¡ésta es una PLAZA!, también en Madrid, es otra iniciativa interesante, con talleres abiertos al público, un intenso trabajo a sus espaldas y bien situado.

chocolatada-01También en el barrio de San Blas, está la “reciente” creación del Espacio Vecinal Montamarta, tras haber estado 20 años en desuso, los vecinos han tomado las riendas para exprimirlo y disfrutarlo.

En Santos de Maimona, Badajoz, podéis visitar una antigua cementera, La Fábrica de Toda la Vida, convertida en un lugar activo gracias a bAuk, el colectivo ConceptuArte y Recetas Urbanas.

01 C BLOGSPOT Santos de Maimona R-01 DY en Eibar, Guipúzcoa, podéis acercaros a los talleres organizados por MEtxea, para dar otra vuelta de tuerca a la arquitectura y los usos prácticos de los espacios y muebles.

ud3total01Se termina octubre con días fríos y soleados, aún perfectos para disfrutar de todos estos espacios y otros muchos interesantes. ¡Animaos!

 

Desembolsa

Paren la vida real un momento. En las radios y gramolas suenan Creedence Clearwater RevivalT. Rex, los KISS  pintan sus caras, los Rolling Stones le toman el relevo a los Beatles, y un sinfín de viejas glorias que nunca morirán. Mientras, en las grandes pantallas de los cines de verano, esos lugares donde la gente de bien va a meterse mano, se estrena la Guerra de las Galaxias, Superman, Apocalypse Now, Grease, Taxi Driver, Tiburón y otros grandes clásicos.

Paren la vida real un momento y viajen con nosotras a los curiosos años 70, época en la que nació la hoy tan común *bolsa de plástico.

Bolsas degradables, de bioplásticos biodegradables y no biodegradables, bolsas estrictamente biodegradables, bolsas de tela…y la estrella invitada a nuestro blog…la bolsa de plástico comercial de un solo uso de plástico no biodegradable (sí, hace falta coger una buena bocanada de aire para decirlo, así que de ahora en adelante nos referiremos a ella como “bolsa de plástico”).

Paren la vida real un momento. Las bolsas de plástico presentaron las características perfectas para simplificar las compras de los consumidores: “resistentes”, ligeras, impermeables, e ¡incluso servían para publicitar marcas al poder imprimirse en su exterior! Menudo chollazo tenemos entre manos, damos y caballeras. Entren, consuman y disfruten.

Vuelvan a la vida real, por favor. También presentan las características idóneas para impactar en el entorno en el que vivimos de una manera que no se pudo imaginar. Al ser ligeras pueden volar y acabar en ríos, mares y océanos donde pueden ser ingeridas por la fauna causándoles graves daños o la muerte. Elaboradas a partir de polietileno (es decir, se fabrican a partir de derivados del petróleo, por lo que no hace falta comentar que la extracción, transporte y refinado de este recurso conlleva serios problemas para el medio ambiente) y en máquinas capaces de producir más de 150 bolsas por minuto, dependiendo de las condiciones bioclimáticas, pueden tardar hasta 400 años en degradarse…por lo que definitivamente presentan una gran amenaza.

Vuelvan a la vida real, a este planeta que nos acoge, y comprendan la gran amenaza que supone el mal uso y consumo de estas bolsas de plástico a diestro y siniestro, por favor.

¿Qué hago con la bolsa? El Escarabajo Verde (rtve)

En 27 minutos puedes estar informado de cuál es la realidad de las bolsas de plástico en España. Pues bien, a pesar de comprobar el impacto con el paso de los años de las bolsas de plástico y ver como países como Bangladesh, Ruanda, China, Canadá, Israel, etc., han prohibido su uso en la primera década del siglo XXI, España no va a dar el paso hasta el año **2018. Sí, hemos empezado a ver cambios en nuestros supermercados, aparecen nuevas bolsas más resistentes, alguna elaboradas a partir de bioplásticos, otras biodegradables, pero, ¿para que continuar usando un artículo que debería ser de lujo por el precio real que supone el producirlo?

En cualquier caso, no sabremos quién tocará en los escenarios en el 2018 (puede que hayan vuelto las Spice Girls…escalofríos…) o qué películas se estrenarán (quizá James Cameron haya conseguido que Avatar II llegue a ver la luz), pero lo que sí sabemos es que si desde hoy mismo cambias tus hábitos y haces la compra con carritocesta o bolsa de tela elaborada bajo los principios del comercio justo y ecológico, le estarás haciendo un gran favor al entorno en el que vives. Y si cae alguna bolsa de plástico en tus manos, siempre puedes buscar la forma de reutilizarla o reciclarla.

 

*Innovación milagrosa: tras una exhaustiva búsqueda en el ciberespacio no hemos sido capaces de encontrar el nombre de la persona que concibió tal revolucionario invento, de ahí que le acuñemos el término de innovación milagrosa. Por favor, si alguien posee el nombre del inventor de la bolsa de plástico, os agradeceríamos que nos facilitaseis tan valiosa información (se puede negociar una recompensa 😛 )

**Ley 22/2011, de 28 de julio, de residuos y suelos contaminados. Disposición adicional segunda, calendario de sustitución de bolsas comerciales de un solo uso de plástico no biodegradable, 2018 game over.