Des-cautivARTE

Cautivar (Del lat. captivāre): Ejercer irresistible influencia en el ánimo por medio de atractivo físico o moral.

Cautiverio (Del lat. captīvus):  Privación de la libertad a los animales no domésticos.

Es una paradoja que nos sintamos tan cautivados por el cautiverio. Orcas, delfines y leones marinos, entre otros, son claros ejemplos de animales adiestrados para cautivarnos mientras se encuentran privados de su libertad.

El cautiverio es algo en lo que España está a la cabeza en cuanto a cetáceos se refiere. Así somos. Pero menos mal que hay gente, como SOSdelfines, que se preocupa de este hecho y actúa para ponerle fin.

En los espectáculos que realizan en acuarios y parques temáticos el valor educativo brilla por su ausencia. No explican que estos animales migran a través del planeta (quizás porque están encerrados en una piscina), que son capturados a través de técnicas no muy respetuosas, que son animales muy sociales (anda, como el ser humano), que tienen muy desarrollada la inteligencia emocional, y un largo etcétera.

Si quieres des-cautivARTE, te recomendamos uno de los candidatos a mejor documental del festival Sundance de este año, Blackfish, que podrás ver en versión original haciendo click en el nombre.