Des-cautivARTE

Cautivar (Del lat. captivāre): Ejercer irresistible influencia en el ánimo por medio de atractivo físico o moral.

Cautiverio (Del lat. captīvus):  Privación de la libertad a los animales no domésticos.

Es una paradoja que nos sintamos tan cautivados por el cautiverio. Orcas, delfines y leones marinos, entre otros, son claros ejemplos de animales adiestrados para cautivarnos mientras se encuentran privados de su libertad.

El cautiverio es algo en lo que España está a la cabeza en cuanto a cetáceos se refiere. Así somos. Pero menos mal que hay gente, como SOSdelfines, que se preocupa de este hecho y actúa para ponerle fin.

En los espectáculos que realizan en acuarios y parques temáticos el valor educativo brilla por su ausencia. No explican que estos animales migran a través del planeta (quizás porque están encerrados en una piscina), que son capturados a través de técnicas no muy respetuosas, que son animales muy sociales (anda, como el ser humano), que tienen muy desarrollada la inteligencia emocional, y un largo etcétera.

Si quieres des-cautivARTE, te recomendamos uno de los candidatos a mejor documental del festival Sundance de este año, Blackfish, que podrás ver en versión original haciendo click en el nombre.

Anuncios

Brasil indígena y “La Lucha Decisiva”

Estos días nos están llegando bastantes noticias de Brasil: noticias desoladoras como un asesinato injustificado a un activista; noticias preocupantes sobre las protestas provocadas, entre otros motivos, por los Juegos Olímpicos del 2016; noticias que nos provocan envidia sobre viajes increíbles por sus parajes naturales; noticias sobre personas amigas que emigran hacia ese extenso país; noticias varias, vaya.

Hoy la noticia es que se celebra el Día Internacional de los Pueblos Indígenas, y es por ello que os queremos recomendar un mediometraje que hoy nos han enviado. La cinta trata sobre una situación real de personas que miran por el progreso conjunto de planeta, y no solo el económico. Esperamos que lo disfrutéis.

La cuarta R

Suponemos que a estas alturas ya habeis oido alguna vez lo de las tres erres:

RRRPero relativo al tema no podemos evitar transcribir un artículo entero de Alex Fernandez Muerza para ecoportal.net acerca de una recien nacida cuarta R de REPARAR, porque parece que lo hubieramos escrito nosotras mismas y no lo podemos mejorar en absoluto debido a sus extensas recomendaciones (otra R más). ¡Esperamos que lo disfruteis tanto como nosotras!

Hazlo y repáralo tú mismo

Frente al “usar y tirar” o a los productos que se quedan obsoletos enseguida, cada vez más personas optan por el “hazlo tú mismo” o el “repáralo”. Algunos incluso se organizan en movimientos como “Maker” (fabricador) o “Fixer” (reparador). Fabricar algo con sus propias manos o arreglarlo alarga la vida de los productos, ahorra dinero y reduce su impacto ambiental. Además, estas personas ejercitan el cuerpo y la mente, se sienten útiles y no meros consumidores pasivos.

El movimiento “Maker” tiene su origen en 2005. Dale Dougherty, creador del término “web 2.0” y responsable de la editorial O´Reilly Media, publicaba ‘Make:‘, una revista centrada en los proyectos “DIY” (Do It Yourself, hazlo tú mismo). Al año siguiente, se organizaron las “Maker Faires” (Ferias Maker), que reúnen a los seguidores de este emergente movimiento.

Un caso paradigmático es el de Doe Kelvin. Este joven de 15 años ha construido en su país, Sierra Leona (África), una estación de radio de forma autodidacta con los materiales que ha encontrado a su alrededor. El Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) le invitó a visitar el centro, y en un vídeo cuenta su historia.

En la actualidad, miles de personas en ciudades de todo el mundo participan como makers activos o como visitantes asombrados de las maravillas que se pueden hacer con poco dinero y mucha imaginación. Barcelona y Bilbao acogen las primeras ferias Maker de España.

Chris Anderson, responsable de la influyente revista tecnológica ‘Wired’, dedica a estas personas su último libro, en el que ya desde el mismo título deja clara su opinión sobre la trascendencia del concepto: Makers: The New Industrial Revolution‘ (Makers, la nueva revolución industrial).

La idea no es nueva, pero en la actualidad cobra fuerza en una sociedad donde el problema económico y ambiental de los residuos, en concreto los tecnológicos, es cada vez mayor.

De “Maker” a “Fixer”

Por su parte, los “fixers” ponen el énfasis en reparar o actualizar los productos para evitar tirarlos a la basura. El problema se extiende a todos los productos actuales de consumo, si bien las nuevas tecnologías son uno de los casos más claros. Los ordenadores, o los teléfonos móviles, se quedan obsoletos cada vez más rápido aunque no se estropeen. Además, una pequeña avería puede entrañar que ya no sirvan porque se supone que no merece la pena arreglarlos.

Los “fixers” se rebelan contra esta situación y buscan la manera de alargar la vida a los productos. Algunos de ellos han comenzado a organizarse. El colectivo Repair Café surgió en 2007 en Ámsterdam impulsado por la periodista holandesa Martine Postma. La idea consiste en organizar eventos gratuitos donde reunir a personas para compartir conocimiento y reducir gastos, de forma que merezca la pena arreglar antes que tirar. Electrodomésticos, muebles, bicicletas, etc., cualquier objeto es bienvenido. La iniciativa se ha convertido en una fundación y red internacional que organiza eventos periódicos en países de todo el mundo.

En Brooklyn, Nueva York, el colectivo “Fixer” se reúne una vez al mes en una galería de arte. Invitan a sus vecinos a que lleven todos los objetos destinados en principio a la basura. La mayoría de las veces consiguen arreglarlos.

Internet también ayuda. Cada vez más gente se anima a explicar cómo arreglar las cosas en sus páginas web, donde ofrecen todos los detalles con texto e imágenes y hasta tutoriales de vídeo. Algunos incluso crean webs específicas para ayudar a reparar, como iFixit.

Consumidores, claves contra la obsolescencia

La denominada obsolescencia programada saltó a la opinión pública por ‘Comprar, tirar, comprar‘. Este documental argumenta que los productos de consumo duran cada vez menos porque las empresas los diseñan y fabrican así para vender más.

Diversos expertos sostienen que este concepto no es real. José Ramón Carbajosa, director general de la Fundación Ecolec y presidente del WEEE-Forum, afirma que en todo caso hay una obsolescencia funcional o tecnológica, porque los consumidores quieren disfrutar de las novedades y aparcan los modelos antiguos aunque funcionen. Por ello, apela a que los consumidores se conciencien en sus decisiones de compra. Hugo Pardo Kuklinski, profesor de Comunicación Digital de la Universidad de Barcelona, también cree en la responsabilidad de los consumidores para vencer a esta obsolescencia prematura. Una forma de combatirlo en su opinión sería mediante la compra de objetos más caros pero pensados para durar más, y que podrían compartirse para reducir gastos.

En definitiva, si los consumidores exigen otro tipo de productos, las empresas tendrán que adaptarse. Así lo ven también los defensores del ecodiseño, o diseño ecológico de los productos de consumo. Y porque además, es ventajoso para todos: un buen diseño ecológico reduce el impacto ambiental y genera beneficios económicos.

DesertificARTE

Aunque ya estemos un poco fuera de fecha, os felicitamos el día mundial de Lucha contra la Desertificación, que se celebró el pasado 17 de junio a nivel global.

Aunque este año haya sido lluvioso y puede que en las noticias no vayamos a estar escuchando las alarmas estivales por la falta de agua, la Península se encuentra en una delicada situación de pérdida de suelo y de su fertilidad; y sin suelo que cultivar, no podremos obtener alimentos; y sin alimentos, no podemos comer.

Y aunque muchas personas expresen la sequía de forma creativa, hayan creado galerías de arte y puedan incluso generar movimientos festivaleros en medio del desierto, nosotras os queremos dejar unos consejos aquí para ahorrar agua en el baño y en la casa y así intentar evitar el avance del desierto por estos territorios.

Y quien sabe, quizá el ministro italiano tenga razón y haya que dejar de lavar la ropa, no solo la interior, con la finalidad de ahorrar agua y evitar la desertificación…

Oceano por todas partes

Y nos nos referimos a la situación de Robinson y Viernes o a lo que veían al despertarse cada día el trío catalán Tricicle en Choof

Nos referimos a la cantidad de información que (¡afortunadamente!) se percibe cada vez más en nuestras sociedades acerca del mar. Y es que ya no es sólo un recurso turístico o deportivo, si no que ya conocemos infinidad de funciones de los oceanos a nivel climático, biológico o incluso de su papel como sumidero de gran cantidad de sustancias antropogénicas, que quizá en un futuro el planeta sea capa de biorremediar por si sólo (a ver si le echamos una mano de todas formas, ¿no?).

Todo ello gracias a la ciencia, pero sobre todo gracias a la DIVULGACION que de ella se hace; gracias a las ONGs; gracias a cada uno de nosotros que mediante el boca a boca y  las nuevas tecnologías somos capaces de aprender, transmitir, reflexionar y criticar acerca de, por lo menos, las tres cuartas partes de nuestro planeta.

Por eso tenemos que celebrar por todo lo alto este 8 de junio el día internacional de los Oceanos; así que busca tu acuario, centro de ciencias, museo, asociación de temas marítimos, centro de interprentación costero, playa o charquito aunque sea, más cercano y ¡disfrutalo al máximo! Por si no se te viene nada a la cabeza hí van un par de pistas de agrupaciones relacionadas con el Global Ocean Project…

http://theoceanproject.org/partner-map/

Y si eres más de estar “recogidico”, que parece que todavía el buen tiempo no acaba de quedarse, revisa la filmografía de los dos últimos festivales de cine ambiental relacionado con los mares, que dan para mucho!

maremostra f garachico

Porque como reza el lema de este año:

«Juntos tenemos el poder de proteger el océano»

Deshabitado

Como últimamente tenemos el blog un poco “deshabitado” (perdonad, pero ¡EACA anda bien enredada en compromisos varios!), nos ha venido a la mente un nuevo documental de National Geographic que presenta una versión “no humanizada” del planeta… ¡merece la pena plantearse la hipótesis!

<<¿Qué pasaría si todos los humanos desaparecieran, sin más, de la Tierra? De pronto, tras haber sido controlada por la humanidad durante milenios, la naturaleza reclama el planeta. ¿Cómo evolucionarán animales y plantas?, ¿cuánto tiempo se mantendrán en pie edificios, embalses, centrales eléctricas o monumentos sin que nadie los repare? Todos estos interrogantes se resuelven en La Tierra sin habitantes, un documental producido por National Geographic, que muestra el impacto del hombre sobre la Tierra a través de un mundo que se adapta rápidamente a la desaparición de los humanos.>>

“El drama del fracking”, protagonizada por Matt Damon

Este es el mes en el que se ha realizado la carrera a los Oscar en una de las industrias cinematográficas más rentables del planeta. Y nosotras queremos hacerle un guiño a tan importante evento americano haciendo una mención especial a una película que los yankis se han olvidado nominar: “Promise Land” o “Tierra Prometida” (en castellano, que en este país aún seguimos doblando). Y a muchos directores norteamericanos les gusta mostrar los dramas legales de índole social.

Imagen

El proceso de Fracking o la Fracturación Hidráulica está a la orden del día,mostrando, desde diferentes organizaciones gubernamentales o sin serlo, tanto sus inconvenientes como sus “ventajas”. Muchas plataformas en la Península se han fundado ya con objetivo de frenar esta carrera por el fracking ante los nuevos proyectos aprobados desde el Ministerio. Y lo de las ventajas del proceso lo ponemos en cursiva ya que se está mostrando como una manera de frenar el Cambio Climático desde países que se negaron a firmar en su día el protocolo de Kyoto, países que a lo mejor atendiendo a diferentes asesores no entienden que puede ser peor el remedio que la enfermedad si esta es la manera de frenar las emisiones. Y es que sin agua, la gran perjudicada de este proceso, las personas humanas no pueden vivir.

Aunque en España tendremos que esperar a abril para poder ver el largometraje, poco a poco vamos viendo la buena acogida que está teniendo en Europa, al haber sido premiada en el Festival Internacional de Cine de Berlín 2013, con una mención especial.

Mientras se estrena el largometraje, para ir informándonos un poco sobre el asunto, podemos ver este vídeo que nos explica un poco como está el drama del fracking por aquí.