Hablando de Africa

¿Sabéis cuando hay una época en la que de repente oís hablar siempre de un tema atípico? A nosotras nos ha sucedido con África, si, ese tremendo continente donde se dio la primera presencia de una especie de homínido al que podemos denominar “hombre”. Continente por todos deseado y a su vez maltratado.

Justo en estos días se cumplen 50 años de la muerte de una de las escritoras más transgresoras en la nobleza danesa, la baronesa Karen Christence Blixen-Finecke. No os suena de nada, ¿verdad? ¿Quizá su seudónimo masculino Isak Dinesen? ¿Tampoco? Pues se trata ni más ni menos de la autora del libro autobiográfico Memorias de África. Imaginaos una mujer a principios de siglo que decide dejar todo el lujo de la burguesía europea y emigrar a Kenia, donde crea una pantación de café, dando trabajo y favoreciendo a los nativos como nadie hacía en esa época. Allí aprendió las lenguas aborígenes, como el suajili, y se empapó de las costumbres locales. Los nativos la apodaban «la hermana leona» y se ganó el afecto de ellos por su coraje, su buena puntería y su habilidad como cazadora. La versión “edulcorada” de Sidney Pollack nos deja alguna escena para el recuerdo, para aquellos que no sean de pasar páginas…

Emulando eso de ir “a campo” y arrimar el hombro, tenemos un caso mucho más actual y, sobretodo, cercano en África. Nuestros colegas de Mar de Tierras, una generación más de ambientólogos de la UAM que decide poner su granito de arena con esto de la Educación Ambiental, están llevando a cabo en Mauritania un proyecto de avicultura sostenible. Pero no vamos a explicar lo que hacen, porque ellos mismos se explican que da gusto…

Y por ultimo no queremos que os perdais un documental emitido en nuestra televisión pública el sábado noche. Por si andabais por ahí de juerga u os fuisteis a dormir pronto para aprovechar un domingo campestre, aquí os dejamos el especial de la Noche temática, Sueños de basura,  en el que se cuenta la situación de la minoría de la etnia católica de los zabalines, dedicados en la ciudad del Cairo a recoger basuras, trabajo que han modernizado incorporando una Escuela de Reciclaje (en la que no sólo enseñan a separar los materiales, si no a leer mapas o a comprender contratos laborales) entre otros actos “ambientales” a pesar de la presencia de empresas “extranjeras” que les “roban su basura”… ¡esperamos que lo disfruteis!

Sueños de basura

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s